En cuestión de platos en resina…Es igual pero no es lo mismo

Cuando de platos de ducha en resina se trata, a la orden del día esta la instalación de estos novedosos materiales, pero ojo, no es oro todo oro lo que reluce, nos explicamos, cuando hablamos de plato de resina, generalizamos demasiado, es como decir que todos los coches son iguales por tener, volante, ruedas y frenos, pero como es evidente la gente sabe que no es así.

Existen diferencias entre los platos de ducha en resina

Los platos de ducha en resina se fabrican en una composición de carga mineral, como marmolina o carbonato cálcico y resina de poliéster o poliuretano; de esta mezcla influye notablemente su calidad. Podemos diferenciarlos en tres tipos, los platos clásicos que encontramos en las grandes superficies o en esas superofertas, estos platos llegan una gran cantidad de carga mineral y un porcentaje mucho más reducido de resinas, esto les confiere un precio muy competitivo, pero claro está, repercute también en su durabilidad, estos plato no van tintados en masa, a lo que se deduce que cuando pierden su recubrimiento aflora un color grisáceo; los platos mixtos o de gama media su porcentaje de resina es mayor con lo que le confiere mayor resistencia y más ligereza y le añaden carga mineral de más calidad, además van tintada su masa. Los mejores son los platos íntegramente de resina o platos de poliuretano, estos son prácticamente irrompibles y su recubrimiento es mucho más fácil de reparar llegado el caso.

La próxima vez que esté interesado en adquirir un plato de ducha en resina, infórmate, pueden darte gato por liebre.

  GRANADA

 SANTA FE